Patricia Ruiz Santacana Patricia Ruiz Santacana

Las mejores plataformas de crowdfunding

Las mejores plataformas de crowdfunding
http://www.meetbcn.com/las-mejores-plataformas-de-crowdfunding/

Patricia Ruiz Santacana Patricia Ruiz Santacana

5 formas de venderte como Freelancer

Freelancer, ¡echa un vistazo a las mejores formas de venderte! No te tires de sopetón a la piscina, párate un segundo a pensar cómo te conocerá la gente, cómo planificarás tu proyección a la red y cómo conseguirás la fidelización de tu público. ¿Por dónde empezarás?

Juan Lázaro Ruzafa de Diego likes this.

Alexey Cantero Alexey Cantero

Cuba y China buscan mayor integración comercial

Durante un Foro de Negocios, con sede en el Hotel Nacional de Cuba, representantes del Buró de Desarrollo del Comercio chino y miembros de la Cámara de Comercio de la República de Cuba rubricaron un convenio para viabilizar más la ampliación y diversificación del intercambio empresarial.

Los acuerdos restantes van dirigidos a incrementar las oportunidades de negociaciones e inversión en sectores como las energías renovables y la producción de alimentos.

Orlando Hernández Guillén, presidente de esa institución, refirió que las negociaciones se llevan a cabo en un momento crucial para la economía nacional, cuando "se toman medidas para otorgar mayor autonomía a las empresas y se les exige una gestión más efectiva".

La relación comercial de las dos naciones superó en 2013 los mil 410 millones de dólares, y a partir de este año, con la firma de los nuevos acuerdos, podría incrementarse en más de un 25 por ciento, se indicó.

En la jornada, directivos de la Industria Ligera de China (Chinalight) se interesaron en las nuevas facilidades que brinda la Ley 118 de Inversión Extranjera y los atractivos de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y evaluaron junto a funcionarios cubanos posibles proyectos.

Representantes de la Empresa CITIC Internacional Co. también indagaron en el funcionamiento de la industria cubana y su sistema de importaciones, de donde emergieron algunas propuestas de cooperación que incluyen la interacción del capital humano.

Una vez concluido el Foro sesionó un seminario auspiciado por la Agencia de Promoción de Inversiones de China, espacio que Cuba aprovechó para referirse a las recientes modificaciones de su industria biofarmacéutica y cómo puede formar parte de esta el capital foráneo.

Los empresarios del gigante asiático también recibieron detalles del impacto que van teniendo en la economía cubana las formas no estatales de gestión en la producción y los servicios, la creación de cooperativas no agropecuarias, y la apertura a proyectos locales en todo el país.

Alexey Cantero Alexey Cantero

El sueño chino busca una cama cubana

Como Chan Lipo…”paciencia, mucha paciencia…”
“Si Cuba no se abre a China, volverá a ser traspatio de EEUU,” me sorprende con el talante categórico de la frase Chen Xiuzhen, una empresaria china que se precia de conocer el ambiente cubano como la palma de su mano, y que hace negocios en y desde la Isla, moviéndose asimismo por Centroamérica.
Al igual que otros compatriotas suyos, Xiuzhen percibe una excesiva lentitud en el proceso de apertura cubano. Como ellos, además, también teme una repetición de las retrancas y retrocesos de años recientes, cuando las zonas empresariales de Wajay y Berroa, señaladamente en 2004, vieron marcharse con el rabo entre las piernas a la mitad de los inversionistas que habían sentado plaza en ambos sitios.
Lo que si va quedando claro de momento es que las grandes oportunidades en el Mariel y otros sitios será en primer lugar para los conglomerados chinos que ya vienen haciendo negocios desde hace al menos un par de décadas, como pueden ser Yutong o Gran Dragón. A la primera le corresponderá una revaluación de sus operaciones, con vistas a cobrar viejos adeudos, y empeñarse en ofrecer un producto que dure un poco más en las calles cubanas. Los choferes y mecánicos del patio culpan a la débil constitución de los ómnibus, mientras los fabricantes chinos colocan la responsabilidad de tanto descalabro en el pobre sistema vial del país receptor. Cada cual enarbola su versión.
Todo indica, por otro lado, que una buena tajada del mercado cubano quedará copado por firmas chinas especializadas biotecnología, energías renovables, industria alimentaria, turismo y sector inmobiliario, así como embalajes y envases, telecomunicaciones e informática. Todos sectores priorizados por el Gobierno cubano, según confirma el académico chino experto en temas latinoamericanos Xu Shicheng, quien a principios de año hizo un llamado a sus connacionales del mundo empresarial para que coloquen su atención en la zona del Mariel.
Para otros chinos con capital de menor envergadura, la entrada a Cuba será más difícil, si bien ya se dan casos de algunos con suficientes agallas y visión como para ir colocando moderadas sumas de dinero en negocios dirigidos en apariencia por cubanos, confiando en la honestidad de esas personas y agazapados a la sombra de una eventual y verdadera apertura de mercado, que los convertiría en socios con plenos derechos junto a los cubanos.
Pero no todos los chinos que lo deseen podrán invertir en Cuba, incluso si ésta se abre por completo. Esa es la opinión de Geovani González, un cubano que vive desde hace una década en Pekín, involucrado por su cuenta en negocios vinculados al mundo de la cultura, el espectáculo y la restauración:
“También la parte china se cuida mucho de a quién otorgar los permisos, afirma González, pues cada traslado de un empresario local a otro país implica salida de capitales. Y eso no siempre conviene a China”.
Así las cosas, seguirá siendo una interrogante el futuro de la colonia china en Cuba, que en la actualidad evidencia el más señalado y creciente vacío de nuestra crisol étnico.
Los grandes empresarios podrán hacer lo suyo en el Mariel, pero recuperar el lucimiento del hoy venido a menos Barrio Chino de La Habana, requerirá de chinos enamorados, como el de esta historia, capaces de reeditar el traslado del corazón hasta nuestro trópico, para levantar allí cuatro paredes donde adorar a quien les ayude a perpetuar entre nosotros la estirpe del Reino Celestial.