Rolando Leal Martinez Dr. Rolando Leal Martinez

Hipnosis y meditación

Hipnosis

Mi primer contacto con la hipnosis nació de una conversación
con un hermano del Sendero, que sabía de esta técnica,
me prestó un libro muy completo que hablaba
de la historia de este conocimiento, posteriormente nos ponemos
de acuerdo junto con otros dos amigos, para practicar esta técnica.
Nos reuníamos en casa de José y comenzamos a investigar
los fenómenos que se presentan durante ese estado
especial de conciencia que se conoce como el trance
hipnótico, aprendimos a entrar en autohipnosis, y descubrí
que se podían tener experiencias conscientes muy semejantes
a las que se presentan durante una meditación, de
hecho, en mi caso eso fue lo más significativo, que entraba
en estados de conciencia que eran para mí conocidos, gracias
a mis prácticas de meditación y oración.
Algunos de los ejercicios que practicamos fueron: El
anestesiar una mano, para no sentir dolor cuando te ponían
un cigarro encendido, todo esto lo hicimos con mucho cuidado;
intentamos que alguien viera el aura o campo energético
estando en hipnosis, aquí no obtuvimos buenos resultados,
en otra ocasión practicamos la proyección de
conciencia, buscando alguna comprobación al respecto, se
le pedía al sujeto hipnotizado que se visualizara fuera de su
cuerpo, y que fuera a otra parte de la casa, que no conocía,
y describiera lo que pudiera percibir, no fueron muy significativos
los resultados en este tipo de prácticas. Donde a mí
me funcionaba mejor era en proyectar mi conciencia hacia
otras dimensiones, en una ocasión me contacté con mi Yo
superior y recibí mensajes de aliento y elevación. Lo difícil
de este tipo de experiencias es que no se pueden comprobar,
siempre queda el factor de la duda, si fue una imaginación
solamente o si realmente la persona vivió ese suceso
en otra dimensión. Aquí lo único que nos queda es
guardar esa información y esperar si más adelante se puede
de alguna manera, comprobar la experiencia vivida en la
sesión de hipnosis.
“Hipnosis: Del griego, Hypnos, Sueño.
Cuando se descubrió este estado se pensaba que el
sujeto estaba como dormido, por ello el nombre de
hipnosis o sueño, inmediatamente se pudo comprobar
que era un estado diferente al sueño fisiológico, por lo
que se le designaba como sueño hipnótico para determinar
su diferencia, en la actualidad es más adecuado
emplear el concepto de trance hipnótico.
La hipnosis se define como un estado de trance inducido
por otra persona, se produce en el sujeto hipnotizado
una alteración de la conciencia, existiendo una
gran concentración y aumento de la imaginación, manifestándose
un gran relajamiento psicofísico.
En el estado hipnótico la mente subconsciente recibe
las sugestiones de manera directa, sin impedimento por
parte de la mente consciente, se producen diferentes
fenómenos sensoriales y psíquicos, el estado hipnótico
puede variar desde el trance ligero hasta el trance más
profundo.
La autohipnosis es la misma técnica hipnótica aplicada
por uno mismo”.
(Rolando Leal: Programación mental con Hipnosis,
Introducción).

Del libro: La otra realidad. http://www.centrosi.org
Autor: Rolando Leal Mtz. http://mx.groups.yahoo.com/group/centrosi/