Only visible to XING members.

La depresión acarrea riesgos para el embarazo

Una afección que afecta por igual a las madres y a sus bebés podría ser más común de lo que muchos creen

Gracias a celebridades como Brooke Shields, la depresión posparto salió del armario y se habla de ella como algo que hay que reconocer y tratar.

Pero menos conocida es la depresión durante el embarazo, un problema también común y que puede representar un riesgo para el feto, según saben ahora los expertos.

Por ejemplo, una mujer deprimida es más propensa a tener un parto prematuro, lo que incrementa los riesgos de salud para el bebé.

La depresión durante el embarazo es más común de lo que la mayoría de la gente cree, de acuerdo con el Dr. De-Kun Li, epidemiólogo perinatal reproductivo de la división de investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California, y la Dra. Diana Dell, psiquiatra y ginecoobstetra del Centro médico de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

Una o dos de cada diez mujeres embarazadas tienen síntomas de depresión mayor, de acuerdo con March of Dimes. Las que han sufrido un episodio de depresión antes son más propensas a tenerlo de nuevo. Y Li dijo que otras podrían tener síntomas depresivos, que no llegan a convertirse en depresión clínica pero que son molestos y poco saludables.

En su estudio reciente de 791 mujeres embarazadas, Li encontró que el 44 por ciento tenía síntomas depresivos, casi la mitad de ellos severos, durante el embarazo. "No era necesariamente depresión clínica", dijo, pero tenían un estado de ánimo notablemente bajo.

Li dio seguimiento a las mujeres durante el parto y encontró que las que tenían síntomas depresivos afrontaban un riesgo cerca de dos veces mayor de parto prematuro, antes de las 37 semanas.

El parto prematuro, en sí mismo, está asociado con riesgos de salud, apuntó. "El parto prematuro es la causa número uno de mortalidad infantil", dijo. Sus hallazgos se publicaron en la edición de enero de 2009 de Human Reproduction.

"Desconocemos el mecanismo" de por qué la depresión se relaciona con el parto prematuro, señaló Li. Pero lo que sí es seguro es que "la depresión de no es una afección benigna", dijo. "Puede afectar a su bebé".

¿Qué pasa con el uso de antidepresivos durante el embarazo?

"Le digo a las mujeres que acuden a mi consultorio por depresión que las madres necesitan estar bien durante el embarazo", enfatizó Dell.

Eso puede significar tomar o no antidepresivos, apuntó. No se han realizado comparaciones cara a cara de antidepresivos durante el embarazo para determinar qué es lo más seguro, dijo, lo que dificulta saber qué medicamentos elegir, en caso de que sean necesarios.

En 2008, el American College of Obstetricians and Gynecologists actualizó su boletín, "Uso de medicamentos psiquiátricos durante el embarazo y la lactancia". En este boletín, el grupo señala que cada año en los Estados Unidos más de 500,000 mujeres embarazadas tienen afecciones psiquiátricas, como depresión, pero también otras enfermedades, que ocurrieron antes del embarazo o durante el mismo.

En el boletín, los expertos del colegio ofrecen varias recomendaciones, incluida la sugerencia de que las mujeres embarazadas eviten tomar el antidepresivo paroxetina (Paxil). En 2005, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. emitió una advertencia sobre Paxil basada en estudios que encontraron que podría incrementar el riesgo de defectos congénitos.

Otros informes encontraron que los bebés que nacen de mujeres que toman un tipo de antidepresivos conocidos como ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina) podrían tener problemas respiratorios o de alimentación, de acuerdo con March of Dimes.

El boletín recomienda que el tratamiento con antidepresivos debe ser personalizado.

Pero los antidepresivos no son la única opción para tratar la depresión durante el embarazo, dijo Dell. Otras opciones incluyen la terapia cognitiva o terapia hablada. A algunas mujeres les podría beneficiar encontrar un grupo de ayuda, de acuerdo con March of Dimes. Y si una mujer tiene el tipo de depresión conocido como trastorno afectivo estacional, que reaparece en otoño e invierno cuando hay menos luz solar, la fototerapia también podría ayudar, de acuerdo con March of Dimes.

Lo que es crucialmente importante, de acuerdo con Li y Dell, es que si una mujer está embarazada y piensa que está deprimida debe alertar a su médico. Juntos, pueden sopesar las ventajas y las desventajas del tratamiento y decidir lo que podría ser mejor para ella y su bebé.

FUENTES: Diana Dell, M.D., assistant professor, obstetrics and gynecology and psychiatry, Duke University Medical Center, Durham, N.C.; De-Kun Li, M.D., Ph.D., M.P.H., reproductive perinatal epidemiologist, Division of Research, Kaiser Permanente, Oakland, Calif.; April 2008, American College of Obstetricians and Gynecologists Practice Bulletin, "Use of Psychiatric Medications During Pregnancy and Lactation"; March of Dimes, White Plains, N.Y.; January 2009, Human Reproduction

HealthDay

(c) Derechos de autor 2009, ScoutNews, LLC