Jaime Javier Jaime Javier

Presentación

Tengo 50 años -recien los cumpli- y una familia maravillosa. Mi mujer (colombiana) y un hijo de 12 años que es lo mejor de mi vida.
Soy Psicólogo de Profesión y me he dedicado desde a los aspectos clínicos (hace muchos años) docentes y a la elaboración de libros para el aprendizaje de los adultos (educación básica); También me he dedicado a la docencia en educación superior y a la capacitación; sin embargo el gran reto de mi vida ha sido mi actual desarrollo; Me dedico desde hace 16 años a la formación de familias sustitutas para niños que han perdido la protección de sus padres (Por orfandad, abandono, etc.) y a la prevención del abandono en familias que se encuentran en riezgo o que han sido muy vulneradas. Originalmente haciendo la parte operativa, trabajo maravilloso en donde encontre muchas satisfacciones (El cariño de los niños y niñas, el verlos salir adelante, el constatar la formación de las familias a través de los vínculos afectivos, etc.) y hoy a muchos años de distancia, desde la parte directiva, que si bien no tiene ese nivel de satisfacciones tan importante, también tiene su encanto, sobre todo en cuanto al reto que representa. Hoy, necesito no sólo un gran compromiso y entrega para con los niños desprotegidos de mi país, sino una gran preparación para saberlo hacer. Desde mi encargo debo garantizar que se respeten los derechos de las niñas y los niños participantes en nuestros programas. Les pido a todos y a todas que con su diversa experiencia me colaboren y les mando un saludo afectuoso desde mi patria, México

INES VALENCIA   SALAZAR INES VALENCIA SALAZAR

Hola Jaime:

Cómo estas ?

La presentación que haces de ti coincide mucho con mi experiencia. Te comprendo perfectamente cuando hablas de la gran satisfacción que se siente al mirar el camino recorrido teniendo la certeza de que en él se ha acompañado a niños y niñas, mujeres y a adultos mayores en situaciones en las que requerían protección, orientación, defensa o simplemente, a alguien y ya.

Igualmente es duro para mí reconocer que no siempre se pudo lograr el apoyo ideal.

Bienvenido. INES