EVA MARIA CARMONA BEJAR EVA MARIA CARMONA BEJAR Moderator

SI QUIERES SABER QUIEN ES FULANITO DALE UN CARGUITO. RESPONSABLE DE TELEFONO

Este es un refrán que se dice mucho en mi tierra referido a aquellas personas que cambian radicalmente su forma de ser en cuanto ascienden a nivel profesional.

Extremadura, que es una región que vive fundamentalmente de la agricultura, los ascensos más vistosos, son los de capataz en las empresas hortofrutícolas. Este refrán, que se utiliza, sobretodo cuando se hace una crítica, cobra vida, cuando un peón, sin ningún tipo de formación y que ha trabajado muy duro siempre, asciende a capataz y se convierte de alguna manera en una persona de actitudes despóticas y dictatoriales.

La psicología social, tiene descritas decenas de teorías que explican sobradamente este "cambio de personalidad".

Bien. En las empresas, generalmente, antes de promocionar a alguien se estudia mucho su perfil personal, su trayectoria profesional y su capacidad para dirigir a personas con un nivel de comunicación, cuanto menos aceptable.

Sin embargo, también me encuentro de vez en cuando con casos que me llevan a recordar a estos capataces autoritarios.

Si tuviéramos que hacer un análisis de este tipo de personas creo que me centraría en lo siguiente:
- Suele tratarse de personas con un nivel cultural y/o social más bien bajos.
- Suelen ser personas con dificultades en la comunicación con los compañeros y problemas visibles de asertividad.
- Suelen ser personas que tienen un ánimo interno por destacar de entre sus compañeros.
- Suelen ser personas responsables y trabajadoras, pero que una vez ascienden pueden correr el peligro de declinar parte de sus obligaciones.

Las personas que tienen bajo su responsabilidad la promoción de una plantilla, debe tener en cuenta todo esto antes de tomar una decisión, ya que esto genera grandes problemas en la paz social de la empresa.

Para ilustrar esto me gustaría poner un ejemplo que puede parecer muy tonto, porque la responsabilidad es mínima, pero que creo que es muy descriptivo.

En una cooperativa de casi 100 trabajadores que no llega a dos años de funcionamiento, pero que está a pleno rendimiento.
En esta empresa se confluyen dos características que no se pueden dejar de tener en cuenta. La primera característica es que la mayoría de los trabajadores son socios cooperativstas y por esta razón tienen muchas ganas de hacer las cosas bien y colaborar en las mejoras de la organización. La segunda características es que se han unido casi 100 personas, la inmensa mayoría de ellos sin experiencia previa en este tipo de trabajo y que han entrado en dos años distintos sintiendo los veterenos (con un año de experiencia) que son merecedores de un "trato de distinción" por su experiencia.
Pues bien, las discrepancias entre compañeros está en la orden del día debido a la falta de experiencia, como a las inquietudes personales de querer dar lo mejor de ellos mismos al centro, partiendo de la base de que los criterios no tienen por qué coincidir.
Ante esta situación, es fácil entender que cualquier cargo que te permita tener una influencia mayor entre los compañeros, es un parcela de poder a la que se aferran con uñas y dientes.
Me hizo mucha gracia saber que a un compañero, le habían dado la responsabilidad de custodiar el teléfono móvil de su departamento. Esta persona, sin tener malos sentimientos, es tremendamente impulsiva y las formas le pierden. Después pide perdón, pero no deja de ser una debilidad que tiene que trabajar. Es muy perfeccionista y tiene demasiada facilidad para criticar cualquier equivocación de los compañeros, sea importante o vanal y tiendo un jefe que es quien se encarga de que cada uno cumpla su función.
Bien, pues algo tan simple como el que hayan dejado un teléfono móvil para que puedan trabajar los miembros del departamento y haberla hecho a ella responsable del teléfono para evitar que se pierda, o se quede sin batería o tenerlo más o menos controlado a esta persona le ha dado unas alas que parece que le hubieran dado el cargo de la dirección general.
Para la custodia del teléfono ya ha puesto un horario, cuando ella no esté el teléfono estará bajo llaves en su taquilla y una serie de normas, que lejos de facilitar su uso a los compañeros le pone una serie de dificultades, que no es fácil de entender, si no se tiene en cuenta todo lo que hemos dicho anteriormente.
Los compañeros evidementemente se han quedado con unos ojos como platos ante tanta dificultad para gestionar algo tan simpel.
Yo lo que veo, es que es una forma de ella hacer valer una pequeñísima parcela de poder dentro de la empresa. Y es que la posibilidad de poner normas o en un momento determinado poder decir no... siempres es un poder deseado.

Hola,

Esto que dices es una gran verdad, hay infinidad de personas que en sus respectivas empresas ni bien asumen un cargo de "confianza" ya se sienten los dueños de la empresa.

Esto no debería pasar, pues una responsabilidad es una responsabilidad y punto, por la cual se debe responder lo mejor posible.

Un Saludo.

Only visible to XING members.

Muy interesante el tema. Algo que está en la calle, muy parecido. Si uno tiene que elegir a un, por ejemplo, responsable de un Departamento empresarial, o recurre a expertos (head hunters) o afina mucho en su elección, con pruebas, etc.
Sin embargo, nuestros politicos no pasan esas pruebas (de todos los partidos) y ahora estamos viendo la inutilidad de unos y otros.
Y, lo peor es ver que lo que dice Eva María es muy cierto, "dale un carguito" y verás en que cochecito se sube o que otras "cositas" logra, insisto sea del partido que sea.
Total, cuatro millones de parados no es para preocuparse.....

Javier Vázquez Poveda Javier Vázquez Poveda Moderator

Hola Amigas/os, conocía esta frase como ‘si quieres conocer a Janillo, dale un carguillo’ que viene a ser la misma del Hilo propuesto.

Hay una explicación científica a todo esto y es el ‘Principio de Peter’:
http://es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_Peter

Cuyos principales Corolarios son:

1. Con el tiempo, todo puesto tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones.
2. El trabajo es realizado por aquellos empleados que no han alcanzado todavía su nivel de incompetencia.

Como veis, es un Problema de Incompetencia que genera la propia Estructura Jerárquica.

Salu2.0, Javy