meditaciones

meditaciones

Posts 1-1 of 1
  • José L. C. Bosch
    José L. C. Bosch    Group moderator
    The company name is only visible to registered members.
    10 Nov 2008, 7:19 pm
    CARTAGINESES EN HISPANIA...
    ...SALUDOS...

    ...LOS CARTAGINESES EN HISPANIA...

    "Así pues, Hispania, habiendo sido la primera de las provincias del continente en recibir a los Romanos, ha sido la última de todas en ser totalmente dominada. Este hecho ha tenido lugar, por fin, en nuestros días, bajo el mando y los auspicios de Augusto César". (Livio, XXVIII, c. XII, 2)

    "Por partes, la primera de todas las tierras habitadas por el occidente es Iberia, cuya forma se asemeja a una piel de toro, de la cual, la parte que pudiera considerarse como correspondiente al cuello, cae sobre la tierra de los Celtas, sus vecinos, es decir, hacia el oriente, de manera que se puede separar por el lado que ocupa el llamado monte Pirineo". (Estrabón, II, 5, 27)

    El año 550 a. C. los Cartagineses pusieron guarniciones en el litoral español para ayudar a los Fenicios contra los Tartesios. No se contentaron con esto, y sometieron a los Iberos, apoderándose de la costa Mediterránea. Llegaron hasta Cádiz y expulsaron a los Fenicios (501 a. C.)

    Los Iberos eran habituales mercenarios en los ejércitos cartagineses, y así lucharon en Sicilia (480 a. C.), en la guerra contra Selinonte (410 a. C.), y en otras guerras contra los territorios más meridionales de Italia y Sicilia. Los honderos baleares se distinguieron en la guerra contra Agatocles y en la batalla de Himera (350? a. C.) en la que salvaron con su valor al ejército Cartaginés.

    El año 248 a. C., los Cartagineses hicieron el primer tratado con los Romanos, en el que se ponía un cierto freno a la ocupación cartaginesa en la Península Ibérica.

    Durante la primera guerra Púnica que enfrentó a Romanos y Cartagineses (264 - 241 a. C.), los Iberos participaron en el ejército cartaginés. Al perder la guerra, los Cartagineses perdieron también sus posesiones en Iberia como indemnización por la pérdida de Sicilia en favor de Roma. Más tarde, Amílcar Barca tuvo que conquistarlas de nuevo.

    Amílcar sometió a muchos pueblos del sur y del este peninsular, y se encontró con la resistencia de los Iberos, que, con sus jefes Istolacio e Indortes, le plantaron cara. Los Iberos fueron castigados con dureza y sus jefes, crucificados.

    Sin embargo Amílcar se atrajo a los Iberos y logró su alianza.

    Los Romanos sospecharon que esta alianza iba a servir para rearmar a los Cartagineses contra Roma, y el año 231 a. C., enviaron una embajada para enterarse de las maniobras de Amílcar, y para recordarle sus obligaciones resultantes de haber perdido la guerra.

    El año 229 a. C., Amílcar pereció en la lucha que mantuvo contra los Orisos, cuyo jefe, Orisón, con la estratagema de los toros con haces ardiendo en sus cuernos, hizo huir a los Cartagineses.

    A Amílcar le sucedió Asdrúbal, y, después de vengarle, siguió una política de acercamiento y de expansión territorial. Sus dominios por el interior de la Península llegaban cerca del río Ebro.

    Los Romanos, preocupados por esta expansión, enviaron otra embajada el año 226 a. C., en la que aceptaban que los Cartagineses ocuparan los territorios al sur de dicho río, con tal que no lo atravesaran con intenciones guerreras. El dominio cartaginés se extendió por todo el litoral mediterráneo hasta la desembocadura del Ebro, y, entre las fundaciones más importantes se cuenta Carthago Nova (Cartagena).

    Asdrúbal fue asesinado el año 221 a. C., y el ejército proclamó a Aníbal, que sólo tenía 25 años, general en jefe. Aníbal sometió a todos los pueblos de la Península, incluso a los Helmánticos de Salamanca, con lo que al sur del Ebro, sólo quedaba por someter Sagunto.

    En esta ciudad había un partido pro-romano y otro pro-cartaginés. Aníbal había pensado apoderarse de la ciudad, ya que estaba dentro de su zona de influencia. La ciudad, por otra parte, había pedido ayuda a los Romanos.

    Los Cartagineses querían apoderarse de la ciudad aprovechando las disensiones entre los Saguntinos y los Turboletas, alentadas por Aníbal. Los Saguntinos eligieron a los Romanos como árbitros, que advirtieron a Aníbal que no se metiera en los asuntos de Sagunto. Esta injerencia de Roma hizo que Aníbal solicitase permiso a Cartago para atacar la ciudad, lo que hizo en el año 219 a. C.

    Roma no envió auxilio, y los Saguntinos solicitaron la paz. Las condiciones eran tan duras que los Saguntinos no las aceptaron. Los sitiadores atacaron y lograron, después de ocho meses de asedio, apoderarse de la ciudad. Los Saguntinos se defendieron con gran valentía...


    LA SEGUNDA GUERRA PÚNICA...

    Tras este incidente (la guerra de Sagunto), estalló la 2ª Guerra Púnica entre los Romanos y los Cartagineses. Aníbal quiso llevar la guerra a Italia (218 a.C.). En las filas cartaginesas había soldados Iberos y honderos Baleares.

    Mientras Aníbal estaba en Italia, Asdrúbal, su hermano, quedó en Hispania, y aquí enviaron los Romanos a Publio Escipión (218 a.C.), pero fue dispersado por Asdrúbal en un primer encuentro.

    El año 217 a.C. los Romanos lograron vencer a Asdrúbal, y Escipión acampó cerca de Sagunto. En los años siguientes continuaron las hostilidades entre Romanos y Cartagineses, que no fueron ajenas a los acontecimientos que se estaban desarrollando en Italia.

    Escipión aprovechó la enemistad entre Cartagineses e Iberos para atraerse a éstos a su órbita de influencia, y atacó Cartagena (209 a.C.) y se apoderó de ella. derrotó a los restos de los Cartagineses y siguió avanzando por el interior, anexionando territorios. En esta época fue fundada Itálica, cerca de Sevilla, colonia romana de veteranos.

    “Escipión estableció a los soldados heridos en una ciudad a la que llamó Itálica, tomando el nombre de Italia. Fue la patria de Trajano y Adriano, que después mandaron sobre los romanos con poder personal”.

    Escipión, una vez vencidos los Cartagineses, tuvo que enfrentarse a las rebeliones de los Iberos, que, acaudillados por Indíbil y Mandonio, se enfrentaban a unos libertadores, que, en su afán de conquistar, habían sustituido a los cartagineses.

    También en la batalla de Zama que puso fin a la 2ª Guerra Púnica, lucharon soldados Iberos y honderos Baleares, pereciendo casi todos (201 a.C.)

    Con estos episodios da comienzo la influencia militar, política, cultural y lingüística de Roma en la Península Ibérica...


    ...CARTAGINESES EN HISPANIA...

    ...SALUDOS...
 
Sign up for free: