Probleme beim Einloggen

Hipnosis y Psicotraining

Psicotraining es Desarrollo Humano Integral y para ello hacemos uso de toda técnica que entrene Pensamiento, Emociones y Conducta.

Alberto Linares Tejada Soy responsable
"Soy el responsable de mi vida de todos mis sufrimientos de mi dolor de todo lo que me ha sucedido y de todo lo que me está sucediendo Lo he escogido así Estas son las semillas que sembré y ahora recojo la cosecha Soy el responsable"
OSHO
Marian Montero Camargo Alexandra Link Alberto Linares Tejada
+6 weitere Kommentare
Letzter Kommentar:
Isabel Jimenez Garcia
Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia, sólo será cuestión de tiempo recoger sus frutos........
Un abrazo,
Isabel
Alberto Linares Tejada Una persona de excelencia
No es aquella que domina todos los conocimientos.
No es aquella que ya logró su máximo grado académico.
No es aquella que tiene mucho dinero.
No es aquella que simplemente es “ganadora”
No es aquella que no les hace daño a los demás.
No es aquella eficiente y eficaz.
No es aquella que conoce como se hace una investigación científica.
Una persona de excelencia es aquella que es capaz de AMARSE
Y la única forma que se traduce esto es en el AMOR a los demás
Traducido en obras.
Una persona de excelencia es una persona ¡TRIUNFADORA!
Deseo para ti un año 2013 en donde puedas convertirte en un
SER HUMANO TRIUNFADOR
Alberto Linares Tejada
MODERADOR
Yolanda Gloria Gómez Panana
Ein weiterer Kommentar
Letzter Kommentar:
Muchísimas gracias Yolanda
Te deseo lo mejor para ti y gracias por responder, pues las respuestas o comentarios a un "post" nos sirven de "retroalimentacion" y cuando contienen saludos como el tuyo nos sirven de alimento espiritual.
Un abrazo fraterno para ti
Alberto Linares Tejada Renacer en Navidad
Navidad es natividad, es nacimiento y renacimiento; es ese volver a la vida, es encarnar nuevamente en la naturaleza de ese niño Dios puro y transparente.
Es recuperar la inocencia perdida y volver a vivir. Para volver a vivir primero tenemos que morir. Morir a todo aquello que impida rescatar nuestra paz interior que es el cauce de la verdadera felicidad. Es deshacernos de esas viejas vestiduras que se convierten en ataduras y nos impiden surgir en la vida.
Morir para vivir y vivir para morir debe ser nuestra consigna diaria; no esperando la muerte física para renacer, sino morir cada día a todo lo que nos impide vivir plenamente.
Ese renacimiento comprende tres tiempos que son uno solo en realidad: El escenario del pasado, el presente vivo y el futuro por construir.
Morir al pasado: Eso significa perdón, reconciliación e integración con nosotros mismos y con los otros; quitarnos la culpa, el miedo la crítica, el juicio y el rechazo.
Es el tener que aceptarnos, apreciarnos y querernos; no con ánimo narcisista ni egocéntrico, sino como seres humanos, siendo conscientes de nuestra existencia, es el saber que estamos vivos, que sentimos, que tenemos esa sensibilidad exquisita que se manifiesta en amor y que en algún momento de repente se convirtió en dolor, pero que a pesar de eso tenemos un vínculo común con todos los demás.
Que todos somos Uno. Que tu eres parte de mí y yo de ti, que los reinos de la naturaleza y el universo mismo son parte de nosotros.
Que no estamos solos sino que somos parte de algo mayor, que nunca estuvimos en la orfandad ni en el abandono; siempre tenemos compañía de la vida misma, solo que a veces no nos damos cuenta.
Perdonar luego a los demás; reconciliarnos, integrarnos, quitar el lastre de las emociones aflictivas y conflictivas. Soltar esos pensamientos y acciones de odio, rencor, ira, resentimiento y crítica que nos impiden seguir caminando.
Dejar de ser victima de las personas, circunstancias y de los eventos. No volver a ponernos el disfraz del “pobrecito de mi” ni la mascara del “que sufrido que soy”. Elevarnos por encima de la conmiseración y la falsa humildad, pobreza y sufrimiento.
No caigamos en el error de esperar que los otros cambien o las circunstancias mejoren para recién cambiar nosotros. Error fatal. Tú no puedes poner en manos de otros tu felicidad, tu porvenir. Tú sólo tienes que hacerlo cambiando de actitud y de visión.
Vivir el presente: Cuando vivimos el presente con intensidad, profundidad y consciencia, entonces cualquier evento doloroso del pasado se convierte en experiencia y adquiere significado. Vivir, solo vivir. Desarrollar la consciencia permanente del Ahora y Aquí.
Comportarnos como si fuera la única y última vez que estuviéramos pasando cada momento de nuestra vida; vivir intensamente y con profundidad toda experiencia y evento que se nos presente.
¿Que pasaría si te dicen que en 48 horas te morirás? O si ¿supieras que tienes una enfermedad de las llamadas terminales y solo vivirás 6 meses? Nos faltaría tiempo para hacer tantas cosas.
Vivamos el presente como si fuera todo lo que tenemos, recordando que a cada instante estamos construyendo nuestro futuro.
Fluir con el futuro: El futuro es una probabilidad, una incertidumbre que no nos debe paralizar. Fluir con el mañana, tener propósitos, planes empezar a realizarlos y después dejarlos al universo para que se encarguen de cumplirlos.
Quitarnos la expectativa esa de ¿Que pasará? ¿Qué vendrá? Eso solo nos trae dudas y desconfianza y no nos permite fluir. Saber que hay cosas y eventos que no los podemos determinar ni predecir. Mantenernos fluidos, sin resistencia, sensibles a lo que nos acontece y sintiéndonos partícipes del mundo que vivimos, sabiendo que cada pensamiento y acción nuestra está contribuyendo con la creación del mañana. Recordemos que el pasado ya no existe, el presente es todo lo que hay y el futuro solo es una probabilidad.
Si nos comprometemos en esta Navidad a renacer a través del perdón y la reconciliación, integrándonos nuevamente a la vida y comulgando con el universo; entonces ya no se convertirá solamente en fiesta de vino, pavo, panetón, regalos y abrazos, sino que realmente esa medianoche volveremos a encarnar el Principio Crístico que un hombre trajo a la humanidad hace mas de 2000 años y que sembró en el corazón de todos nosotros: PAZ A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD. ¿Te animarías a renacer en ésta Navidad? Eso depende de ti.
(Mi agradecimiento especial al Dr. Fernando Arizábal Loaiza, colega y amigo personal)
Toni Oliver
Ein weiterer Kommentar
Letzter Kommentar:
Es verdad para mi lo que dices Toni y creo comprenderlo muy bien, y es que para llegar a asimilar todo lo que dices se requiere tener "Salud Mental" y añado a todo lo manifestado que una persona que nos orienta sobre estos temas como muy bien lo hace Toni es el tipo de persona que contribuye cada vez que puede y a su propio estilo para hacer de esta Sociedad mas saludable.
Felices fiestas Toni
Felices fiestas navideñas queridos amigos de Hipnosis y Psicotraining

Moderatoren

Infos zu den Moderatoren

Über die Gruppe "Hipnosis y Psicotraining"

  • Gegründet: 18.04.2008
  • Mitglieder: 1.052
  • Sichtbarkeit: offen
  • Beiträge: 4.519
  • Kommentare: 35.482