"Padre Nuestro" de Rodrigo Sepúlveda será la película que presentará Chile, en la categoría de Mejor Película Extranjera, a los premios Oscar que entrega la Academia de Ciencias Cinematográficas de Hollywood, y a los Goya que entrega la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográfica de España, en la categoría de Mejor Película Extranjera en habla Hispana.
La decisión del jurado, convocado por el Consejo de la Cultura, fue dada conocer por la Ministra de Cultura Paulina Urrutia, quien destacó la importancia que tiene la presencia de Chile en estos certámenes internacionales de cine, en tanto estimulan la producción local y el fortalecimiento de nuestra industria cinematográfica. "Abrirnos al espacio audiovisual internacional es uno de los principales desafíos del cine chileno, porque ello nos permitirá mostrar la identidad nacional, la riqueza y diversidad de nuestra creación audiovisual, a la vez que le da mayores oportunidades de financia miento a la industria del sector", puntualizó la Secretaria de Estado.
Un jurado integrado por Adrián del Solar, Matías Bize, Alejandra Cillero, Leonardo Ordóñez, Valeria Vargas y Beatriz Rosselot, por la unanimidad de sus miembros acordó nominar la cinta del director Rodrigo Sepúlveda a la sección Mejor Película Extranjera de Habla Hispana en la versión XXII de los Premios Goya y a la sección "Mejor Película Extranjera" de la versión LXXX de los Oscar.
En su elección, el jurado consideró que la película es una producción que cuenta con gran fortaleza en su historia, con sólidas actuaciones y un buen elenco que logra emocionar y hacer reír al mismo tiempo. Es una obra bien estructurada dramáticamente, historia profundamente chilena pero a la vez universal.
Padre nuestro fue seleccionada de entre un total de seis producciones, entre las que figuraron El rey de San Gregorio, Pretendiendo, Fiesta Patria, Casa de Remolienda y Malta con Huevo. Cada una de estas cintas cumplía con los requisitos exigidos para presentarse a la postulación de ambos premios.
Las películas postulantes debían corresponder a producciones estrenadas en Chile entre el 1º de octubre de 2006 y el 30 de septiembre del 2007 y su primera proyección a público debe concretarse en 35 mm. durante el período mínimo de siete días consecutivos en una sala de proyección comercial.
Además, deben ser producciones rodadas fuera del territorio estadounidense, en el idioma predominante y no en inglés, en el caso del Oscar, y para el Premio Goya, una producción realizada en cualquier país iberoamericano en alguna de las lenguas del Estado Español.
Al conocer la nominación, el director de "Padre Nuestro", Rodrigo Sepúlveda, se manifestó orgulloso y feliz con la elección de su película para postular a los premio Goya y Oscar, respectivamente. "Esta designación es una gran responsabilidad porque de alguno modo nos representa a todos, lo que me llena de orgullo y placer. "Padre Nuestro" es una película que habla de la clase media y de muchas familias de Chile. Creo que es también un reconocimiento a los actores y al buen trabajo que estos realizaron,".
Apoyo económico
Tal como lo hizo el año pasado, el Consejo del Arte y la Industria Audiovisual decidió apoyar económicamente la película "Padre Nuestro", con la suma de 18 millones de pesos para desarrollar una serie de actividades de promoción de la cinta, que sale a competir frente al enorme y exigente mercado como el español, a fin de lograr una fuerte presencia antes de la nominación.
En la primera semana de octubre la película será enviada a las distintas Academias para que sean visionadas por los miembros para las nominaciones, por lo tanto el primer objetivo es lograr que el jurado nomine la película entre las seleccionada para la votación.
"Padre Nuestro" cuenta con un elenco de destacados artistas como la argentina Cecilia Roth, y los chilenos Jaime Vadell, Luis Gnecco, Amparo Noguera, Coca Guazzini, Francisco Pérez-Bannen y Gabriela Hernández, quienes dan vida a la historia de Caco, un hombre mayor y muy enfermo, que decide terminar sus días juntos a sus hijos, reencontrándose con quienes se ha distanciado por años.
Para esto decide volver, por unas horas, a Valparaíso, la ciudad de sus bohemios recuerdos, y a Quinteros, su balneario familiar. A través de este recorrido se enfrenta a su propia familia, sus hijos, amigos, afectos y amores. Es un profundo y conmovedor viaje a la reconciliación de una vida.
Otras cintas chilenas que han sido presentadas al certamen español y han quedado en la lista de nominadas son "Machuca" (2005), "Mi Mejor Enemigo" (2006) y "En la Cama" (2007).