Otros autores los denominan también microcuentos, o cuentos instantáneos.
Lograr un cuento breve, con sentido, concentrado, atractivo supone un ejercicio literario.
Este es el desafío y la propuesta de hoy:
¿Nos animamos con las minificciones?
Adelante, vamos.