La visualización creativa no es más que nuestra imaginación aplicada a cualquier objetivo que deseemos lograr. Es como cuando soñamos despiertos: nos imaginamos o nos proyectamos en un lugar en el que deseamos estar, por ejemplo, en la montaña, en la playa, en otro país... O cuando nos anticipamos mentalmente a una situación, por ejemplo, cuando tenemos que hacer una presentación en el trabajo, o vender algo y nos imaginamos haciéndolo antes de que realmente suceda.
En este sentido, hay que hacer notar que los recuerdos son también una forma de visualización, puesto que al recordar, imaginamos una situación: volvemos a "verla" y a sentir lo que sentimos en el momento en que tuvimos aquella experiencia.
Sin embargo, esto no es una visualización creativa.
La visualización creativa es aquella en la "creamos" una realidad subjetiva, que no hemos vivido antes. Es este tipo de visualización creativa es la que nos ayuda a conseguir nuestros objetivos, ya sean referentes a la salud, a la prosperidad, a la mejora de nuestras relaciones o a cualquier campo en que la queramos aplicar.
Autor: Hana Sztarkman
Articulista de Enbuenasmanos