Sócrates ( 469 – 399 a.c. ), filósofo y orador de la antigua Grecia, fue un infatigable cuestionador de los hechos y forjador de sí mismo como discípulo de la verdad. Aunque Sócrates es conocido más como filósofo, dentro de sus principales ideas y planteamientos podemos encontrar aportes relevantes para las ciencias pedagógicas. En tal sentido, el método socrático se hace vigente a través de las teorías propuestas por Collins, quien resalta el enfoque constructivista de Sócrates en materia de enseñanza.
Algo fundamental en la filosofía de la educación de Sócrates -nos dice David Hothersall- fue su postura de que la verdad no puede ser definida por una verdad absoluta, sino que descansa escondida en cada mente. El papel del maestro es descubrir esa verdad aletargada, función que podría compararse con la de una comadrona, que no toma parte de la implantación del semen que fertiliza el óvulo, pero que sí es responsable de asistir el nacimiento del bebe. De la misma forma de acuerdo con Sócrates, el papel del maestro no es implantar verdades en las mentes de sus pupilos sino asistir en su emergencia (1). Estas ideas son conocidas dentro de lo que Sócrates llamó mayéutica.
Para facilitar el aprendizaje por descubrimiento, Sócrates concibió un método de enseñanza semejante a los diálogos en las calles. El maestro hace una serie de preguntas tendientes a conducir al pupilo a la verdad ilustrando los fallos lógicos de su razonamiento (2). Una anécdota de la vida de Sócrates que nos refiere este hecho se da cuando en cierta ocasión el filósofo induce a un sirviente de Menón (retractor de Sócrates) al descubrimiento del teorema de Pitágoras. Sócrates hace una serie de preguntas al sirviente a cerca de las figuras geométricas que había trazado en la arena; el muchacho intenta dar respuesta, pero en un principio se equivoca repetidas veces y finalmente, termina por comprender la relación entre los catetos y la hipotenusa. Cabe hacer notar que en ningún momento Sócrates explica verdaderamente al criado, sólo se limita a dirigirle a través de una serie de pasos lógicos hasta que este comprende las ideas planteadas por el maestro. El ejercicio pretende probar el principal principio de la teoría del conocimiento de Sócrates: el conocimiento es una reminiscencia; es decir, el conocedor tiene la verdad. No la aprende; simplemente la recuerda con la ayuda de la instrucción (3).
En el método socrático enseñar es una relación de compañeros entre pupilo y maestro en lugar de una relación superior-subordinado. Recientemente Collins (1977) formuló una teoría de la enseñanza basada en el método educativo de Sócrates. Las metas son hacer que el estudiante razone, derive principios generales y los aplique en situaciones nuevas(4). Este método es apropiado especialmente para grupos pequeños de estudiantes, ya que requiere de una tutoría individualizada. La enseñanza mayéutica ha sido utilizada provechosamente en programas de instrucción inteligente asistida por computadoras; y promete ser una alternativa viable para la enseñanza secundaria y de nivel superior. Habría que considerar sin embargo factores tales como el nivel de reflexión de los alumnos y la preparación del maestro en lo concerniente a las preguntas que plantea para dirigir el conocimiento de los estudiantes.
Es importante considerar por lo tanto, las reglas en que se fundan las preguntas, para potenciar el pensamiento de los estudiantes. A través de las preguntas se busca estimular la capacidad deductiva del alumno, teniendo en cuenta que esta se desarrolla de lo singular a lo general y se aplica de lo general a lo singular. Primero que nada se debe tocar un tema relativamente conocido y elegir un factor del mismo que merezca discusión. Las preguntas deben ser ambiguas y deben ser planteadas sobre un amplio margen de respuesta. Así las preguntas llevan a los estudiantes a formular principios generales y aplicarlos en los problemas particulares. Veamos una muestra de un diálogo entre el profesor (P) y el alumno (A) sobre el tema de la agricultura en el curso de geografía:
P: ¿ Dónde será más fácil sembrar, en la costa, en la sierra o en la selva ? (el maestro pregunta sobre la base de la experiencia de los alumnos)
A: Yo creo que en la selva, porque hay mucho sol y bastante vegetación. (el alumno hace uso de sus experiencias previas, y lanza el primer intento de respuesta )
P: Y, con esas condiciones ¿Por qué la selva no produce más que la costa o la sierra?. ¿ El suelo tendrá que ver con eso ?. (el maestro plantea el problema con una predicción que requiere de más factores para dar respuesta)
A: Sí, por eso es que en la sierra no hay tantas frutas como en la selva. (el alumno también revisa los factores intervinientes, y los asocia con la información que posee al respecto)
P: Ahh. Entonces el producto que quiero sembrar depende también del suelo. No? (el maestro insita a dar respuesta por parte del alumno)
A: Si, y como en la sierra hay muchas montañas y quebradas es más difícil sembrar. (el alumno se acerca al planteamiento con respuestas más objetivas)
P: Entonces, si en la selva hay sol y vegetación, el suelo es plano y hay muchas frutas, ¿ Por qué no se producen vegetales ?. (el maestro analiza los factores posibles y replantea el problema)
A: Porque llueve mucho y el agua malogra la cosecha.(el alumno encuentra el factor decisivo que lo lleva al autoaprendizaje)
La enseñanza mayéutica de Sócrates –como podemos apreciar– asemeja los planteamientos constructivistas propuestos por Vigotsky y por muchos otros investigadores que sostienen la idea de que el niño es el principal autor de su aprendizaje. Además, los supuestos de Sócrates resaltan el papel activo del pupilo en el proceso de aprendizaje, convirtiendo así el aprendizaje en autoaprendizaje. Aunque Sócrates no usó los conceptos propios del constructivismo, sus ideas a cerca de la adquisición de conocimientos se apoyan en el autoaprendizaje por medio de deducciones lógicas. Es ciertamente interesante que casi quinientos años antes de Cristo, Sócrates se haya adelantado a los planteamientos modernos respecto a la interacción de la enseñanza y el aprendizaje en un contexto dinámico que favorece la asimilación de los conocimientos por parte del alumno. Realmente, Sócrates es un pilar humano del conocimiento que tiene bien merecido su lugar en la historia, como sabio universal buscador de la verdad.
__________
Referencias Bibliográficas
1 David Hothersall, Historia de la Psicología , MacGraw Hill 1997,pág 24.
2 Ibid
3 Daniel Robinson, Historia Crítica de la Psicología , Salvat editores 1988, pág 49.
4 Dale Shunk, Teorías del Aprendizaje , Prentice-Hall 1997, pág 400.